Curiosidades

El poder de los Ackerman proviene de los titanes ¡Confirmado!

715views

Muchos se han preguntado a lo largo de la serie cuál es el origen de el poder de los Ackerman, esto debido a que Mikasa, Levi y Kenny son extraordinariamente talentosos al momento de combatir, esta duda finalmente fue respondida por Eren en el episodio 112 de Shingeki no Kyojin, asegurando que los Ackerman son en realidad seres humanos con poderes de titanes. 

Durante mucho tiempo se ha estado teorizando sobre que la familia Ackerman en realidad son una especie de producto sub-titán resultado de experimentos de esa época, algo que explicaría totalmente la razón de por qué eran quienes protegían al rey y a su vez, su extinción.

El poder de los Ackerman: Origen

Eren en el episodio 112 de Shingeki nos revela que se reunión con Zeke en donde pudo hablar con él de hermano a hermano, es allí donde aprendió cuál es el origen de la fuerza de los Ackerman, el tan conocido poder despertado, él indica que en realidad la familia Ackerman es el resultado de los experimentos que hicieron en su momento los científicos, dando como resultado y por puro accidente, lo que sería este clan, resultado de la manipulación de los sujetos de Ymir.

Esto dio como resultado a los Ackerman: Seres humanos que pueden manifestar los poderes de los titanes manteniendo su forma humana; lo cual explicaría por qué razón Levi, Mikasa y Kenny cuentan con una fuerza superior a la de los demás cuando están en el campo de batalla. Debido a sus aptitudes para el combate, los Ackerman fueron asignados como los protectores del rey de Erdia y dicho instinto Ackerman, poder despertado, se activaría luego de que esta persona del clan reconozca a alguien como portador.

Mikasa despierta el poder Ackerman

El ejemplo más claro del poder despertado de los Ackerman lo vivimos con Mikasa, debido a que no lo hemos podido ver en detalle con Levi o Kenny; en el caso de ella, cuando era tan solo una niña de 9 años tuvo que presenciar cómo asesinaban a sus padres, y tras ser salvada por Eren, como por poco ve su muerte de no ser porque respondió a sus instintos Ackerman.

En ese momento, aunque muchos les dolió leerlo, Mikasa reconocí a Eren como el “portador” y simplemente acató su orden de pelear, venciendo a aquel sujeto atravesándolo con el cuchillo en el punto exacto y con una fuerza superior a la que debería tener una niña de su edad. Desde que lo despertó, su actitud cambió, al igual que Levi y Kenny; su personalidad pasó a ser mucho más fría y calculadora, algo que Eren se encarga de explicar después.

No solo adquieren unas habilidades físicas extraordinarias, sino que también toda la experiencia de batalla acumulada por cada antepasado; lo que significa que en cierta forma su cabeza se llena de esas experiencias o memorias, haciendo que ese “verdadero yo” quede opacado; de allí los dolores de cabeza que suele sufrir Mikasa y Levi.

A pesar de lo cruel de las palabras de Eren, la realidad es que la personalidad fría y calculadora que suelen tener aquellos que han despertado este poder; es en realidad la personalidad resultante de esos antepasados o bien la “máscara” que queda y se encarga de tapar la personalidad original; como muchos recordarán Mikasa era una niña muy alegre y sonriente, y si, vivió un terrible trauma, pero con el paso del tiempo eso debió cambiar aunque sea un poco.

¿Son los Ackerman como los titanes cambiantes?

Tras leer el manga la duda que ha quedado en el aire es si dicha personalidad es solo la máscara tras despertar dicho poder o bien el resultado de las memorias de sus antepasados; algo que sería similar a lo que ocurre con los titanes cambiantes, basta ver a Armin y el hecho de ir a ver a Annie constantemente; lo cual podría ser por la influencia de Bertolt, o lo que ha resultado Eren que tiene en su cabeza a Kruger, Grisha, Frieda y la señorita Tybur; aunque todo esto quedará sin respuesta al menos hasta los próximos capítulos.

¿Se puede reconocer a un nuevo portador?

Ya lo vimos, bastó con que Armin intentara atacar a Eren para que Mikasa actuara por instinto y así le atacará de inmediato; aunque con todo lo que ha ocurrido, podría ya no reconocerlo más como portador; la duda que queda es si es posible librarse de ese primer portador.

En el caso de Kenny, murió siempre siendo fiel a Uri, y respecto a Levi, en este último capítulo vimos que su promesa a Erwin sigue más fuerte que nunca; si tomamos las palabras de Eren, quien ha dicho que Mikasa no es libre, entonces ninguno de los Ackerman actuales realmente es libre, sino esclavo de su portador.

Ahora que todo ha quedado claro, es probable que veamos muy pronto en acción el poder despertado por parte de Levi, en cuanto a Mikasa; queda la duda de si dicho instinto podrá volver a desarrollarlo al no tener a dicho portador que proteger o si bien seguirá creyendo en Eren a pesar de todo. Al final la familia Ackerman es una tragedia más de la larga lista de Shingeki no Kyojin.

 

Leave a Response

María Parra
Amante del anime, cine y videojuegos; de todo lo que cuente una buena historia, en mis redes encontrarás de todo un poco, especialmente relacionado al terror