Análisis

Kakegurui: Apuestas locas

1.44Kviews

Kakegurui: Apuestas y Ahegao.

Kakegurui: Apuestas locas.

Es un manga de apuestas pero en vez de ocurrir en un casino clandestino controlado por los yakuzas, o de apuestas legales, nos encontramos en un colegio secundario, donde no bien comienza el primer episodio nuestro protagonista masculino nos da una muestra de sus pobres habilidades para los juegos de azar y las apuestas.

Es aquí cuando:

Después de perderlo todo con la Tsundere rubia que le trata como si fuese un perro (dado que quienes pierden en esta prestigiosa escuela reciben un trato peor que un esclavo), es aquí cuando llega una nueva alumna recientemente transferida llamada Yumeko Jabami, quien al ver el trato inhumano que le dan al protagonista masculino decide ayudarle, aunque aún no sabe cómo (o eso nos hace pensar).

Manipulando la situación:

Yumeko permite que todos piensen que al ser una alumna transferida recientemente no conoce nada de esta escuela(pero es al contrario dado que ingreso luego de investigarla a fondo), por lo que luego de la charla con Ryota(el protagonista masculino) y que este le enseñase sobre la escuela, las reglas,etc. Es retada a un juego de Piedras, Papel o Tijeras.

El Piedras, Papel o Tijeras más peligroso:

Aunque en este juego de piedras, papel o tijeras, a diferencia de cómo se juega normalmente aquí se trata de un juego de cartas, donde al principio hacen una forma de calentamiento para que Yumeko entienda la dinámica del juego.

¿Pero dónde está el peligro?:

EL peligro se encuentra en que las fichas que apuestan, son representativas de dinero de verdad, por lo que si pierdes hasta la última de esas fichas, tendrás una deuda de unos cuentos millones de yenes(miles de dólares para los amigos), con esto en mente, Yumeko se enfrenta a Meari en una partida de Piedra, Papel o Tijeras.

Yumeko lo pierde todo:

Luego de apostar un millón de yenes contra Meari apuesta 25 mil yenes, que obviamente pierde, pero.

Finalmente aprendemos que es un o una Kakegurui:

Kakegurui significa aquella persona que le encanta tanto las apuestas que termina convirtiéndose en un apostador (una persona que sufre de Ludopatía), por lo que Yumeko apuesta 10 millones de yenes contra Meari.

¿Y el Ahegao?:

Ya llegamos a eso, cuando Yumeko comienza a meterse mentalmente con Meari y le dice prácticamente que es una cobarde, ella le responde que está loca, que es una loca por las apuestas, a lo que Yumeko le retruca diciendo que en realidad ella es una Kakegurui.

Yumeko gana la última partida:

Al final, con todos los trucos sucios que Meari usa contra Yumeko no puede contra esta y termina debiéndole un total de 8 millones 800 mil yenes, a lo que ella responde que es imposible pagarle.

¿Las apuestas?:

Definitivamente no te van a decepcionar, dado que realmente son altas e incluso muchas veces incluyen no solo apostar metálico (dinero), sino también que se puede apostar la propia vida si no posees dinero.

Entonces, ¿es igual a otros animes de apuestas?:

Si y no, si porque implican apuestas, algunas son muy locas, pero no porque en otras ¨literalmente¨  apuestan la vida, y en el anime al menos no ves que apuesten así en  Kakegurui.

Te equivocas, también apuestan la vida:

Si te refieres a cuando Yumeko apuesta su vida contra el tesorero, entonces permíteme que te corrija, esos no son ¨apuestas¨ de vida o muerte, como en otros animes muestran, en el manga es otros cantar.

¿Habrá una segunda temporada?:

Pues eso es lo que espero, después de todo tuvo muchísimo éxito tanto es así que un famoso youtuber hizo una reseña de este gran anime.

No es un secreto a voces:

Se trata de Kalathras más abajo pondré el video reaction que hizo sobre el anime.

 

¿Tendrá Live-Action?:

Como todos bien sabemos aquellos animes y mangas que gozan de muy buena popularidad gozan de Lives-Actions por lo que Kakegurui no será la excepción.

Leave a Response

Javier Lara
Soy un hombre de 36 años amante del manga,del anime,cómics,videojuegos,películas,música,etc. Además soy estudiante de la carrera de Derecho en la Universidad Nacional de Tucumán de Derecho.