Reseñas

Interstella 5555: The Story of She Secret Star System (2003) – Reseña

532views

Interstella 5555: The Story of She Secret Star System se estrenó en el festival de Cannes en mayo del 2003. Daft Punk había estado trabajando durante dos años en esta película junto a Leiji Matsumoto, uno de Los artistas de anime y manga más famosos de Japón, y bajo el sello de Toei. El resultado fue un musical animado que mezcló la ciencia ficción con lo más decadente del mundo del espectáculo, logrando así uno de los más grandes musicales animados jamás hechos.

La obra Trata acerca de un grupo de extraterrestres que son secuestrados por un malvado empresario y enviados a la tierra. Éste les lava el cerebro y los manipula para conseguir éxitos a lo largo del globo.

La música para el álbum Discovery y la historia de Interstella 5555 se crearon simultáneamente. Los videos de “One More Time” y “Harder, Better, Faster, Stronger”, que habían sido transmitidos unas escasas veces en MTV al momento del lanzamiento del álbum, no fueron simples viñetas ingeniosas para las canciones, ni Discovery fue puramente una campaña de marketing para la película, de hecho, Interstella 5555 deja en claro el enorme grado en que cada uno influyó en la forma del otro.

Daft Punk quería que su album fuese escuchado en el mismo contexto que Interstella 5555, y esto es algo que se nota bastante en la producción. Tal proyecto fue una empresa ambiciosa tanto para Daft Punk como para Matsumoto, quienes se vieron obligados a comunicarse con ayuda de un traductor.

Matsumoto es responsable de 25 años de producciones cinematográficas, incluyendo Galaxy Express 999, Arcadia, y hasta la gran Akira. Esto definitivamente legitima a Interstella 5555 como una película seria de anime, repleta de sutiles referencias a otras series y al propio trabajo de Matsumoto a pesar de lo profundamente sumergida que se encuentra en las canciones del dúo francés. Cada uno de los personajes de Interstella 5555 recrea los diferentes estilos de animación que Matsumoto ha utilizado a lo largo de su carrera, y Stella, la guitarrista y heroína principal, es prácticamente la pirata Emeraldas, solo que sin las cicatrices.

Las escenas siguen excelentemente el ritmo y el ánimo de las canciones de Discovery. La escena del concierto de apertura con “One More Time” cuenta con exuberantes colores al estilo de Jem y los hologramas, y de aquí sale algo bastante interesante: parece ser el primer trabajo de Matsumoto con personajes animados de habla inglesa. El movimiento no corresponde perfectamente a la forma en que se pronuncian las palabras, lo que otorga una cierta vulnerabilidad a lo largo del musical. Matsumoto no tiene a ninguno de los personajes principales hablando después de eso, por lo que le toca a él comunicar la historia completamente a través de su animación y su interacción con la música a medida que esta avanza.

La industria discográfica y su abuso del artista proporcionan la mayoría de sus tópicos a la película. De hecho el principal antagonista, Earl de Darkwood, es un villano que se preocupa menos por apoyar a la música y a los artistas que por acumular suficientes álbumes de oro y así conquistar el universo. Dicho esto, sería precipitado acusar a Daft Punk de morder la mano de su productora, o decir que Interstella 5555 existe puramente como una crítica de las prácticas sin honor de la industria discográfica.

Conclusión

La película es una ejecución sensacional del estereotipo de la industria musical, si, pero a la vez Daft Punk y Leiji Matsumoto se centraron mucho menos en esto de la crítica cultural que en lo realmente importante, que era contar una historia. Es una obra interesante y de culto que todos deberían ver al menos una vez.

Leave a Response