Reseñas

Yuri que debes leer: White Angels Have no Wings  

1Kviews

Los lectores siempre andan en la búsqueda de algún manga que los sorprenda o los deje con una sensación de querer más al terminar sus páginas.

En los últimos años los artistas de otros países asiáticos; han estado creando mangas (manhua o manhwa según el origen) con historias increíbles, diferentes y que valen la pena darles un vistazo por el contenido que ofrecen.

Por ello, la invitación está a leer White Angels Have no Wings; un manga en desarrollo que cuenta con más de 50 capítulos; que hasta ahora se ha ganado una gran cantidad de seguidores gracias a su historia y sus particulares personajes.

Razones por las que leer: White Angels Have no Wings  

Historia

Si estás cansado de ver una y otra vez colegialas, puede que al ver las imágenes de este manga quieras salir huyendo, pero antes debes darle una oportunidad; porque su forma de contar los acontecimientos y además; los hechos que se van desarrollando son un poco distintos a los acostumbrados a los mangas japoneses.

En este caso nos topamos con la “protagonista” del manga (y entre comillas porque todavía seguimos preguntándonos si realmente es así”) Ayeon; una joven que estudia en un colegio católico que tiene el típico estereotipo de la chica aplicada que termina siendo el blanco de las bullys de la historia…y realmente lo es.

Una constante de abusos

Si el tema del bullying es un tema que te gusta leer, ese es el hilo conductor de este manga; Ayeon es la víctima de un grupo de chicas que se las da de delincuentes escolares; quien es la líder suele no solo utilizar la violencia verbal, sino también la física con la joven; aplicando siempre la excusa de que la culpa es de Ayeon de que la traten así.

Pero la joven tiene un ángel, por así llamarlo, una compañera que sufre de albinismo que al ver lo que ocurre decide no quedarse con las manos cruzadas; Yeonhwa es una chica que podríamos describir con la representación de la icónica frase “Karma’s a bitch”; pero realmente no estamos ante una historia donde hay héroes y villanos, quizás antihéroes o simplemente puros intereses de por medio.

El abusón, la víctima, el karma, el ciclo.

Muchos conocemos o incluso hemos sido protagonistas de una historia bullying, lo cierto es que dentro de este manga encontramos un cierto aire fresco al ver que ese abusón termina pagando caro lo que hace;  todos hemos pensado alguna vez “ojalá a esa persona le pase algo” porque es justamente un bully; en el manga nos encontramos precisamente con eso, pero además un trasfondo que hace que la historia tenga un desarrollo mayor y no se estanque en la venganza contra la mala de la historia.

Estamos acostumbrados en muchas historias japonesas a encontrarnos con el fenómeno de la “evangelización” o “conversión”; esto no es más que el estereotipo que existe de que el héroe de la historia logra que el malo termine por arrepentirse de sus errores e incluso se suma al bando de los buenos.

 

En las historias que incluyen al bullying son muy pocas las veces que nos encontramos un verdadero arrepentimiento y eso lo vemos reflejado acá.

Sus personajes: el eje del manga

Aunque Ayeon es la “protagonista” es casi uno de los últimos personajes que mencionar del manga; si bien tiene algunos giros emocionantes, el drama, las emociones, los momentos de shock y de tensión no son dados precisamente por ella.

Angels White no have wings no es nada sin Yeonhwa y tampoco lo es sin Dahye (la abusiva); estos dos personajes son los que hacen que la historia se desarrolle y las incógnitas sobre el “qué pasará” sigan produciéndose en nuestras mentes; incluso debo mencionar que en cierto punto no sabes ni qué sentir por ellas dos.

Sentimientos encontrados

A Yeonhwa se le llega a querer, admirar y en otros momentos temer e incluso crucificar por exagera; en cambio con Dahye, los sentimientos de felicidad al verla sufrir terminan convirtiéndose en culpa y lástima; para pasar de nuevo a sentimientos encontrados.

Es ese tipo de manga donde al momento de terminar no sabes si amaste o no al personaje, no porque fueran malos en cuanto al concepto de su creación o desarrollo; sino porque son bastante complejos y generan lo mismo en sus lectores: Sentimientos complejos.

Yeonhwa: El ángel

Yeonwa sufre de albinismo y por ende se ha perdido varias cosas en su vida debido a su enfermedad, por ello debe tener cuidado con el sol y a su vez de su salud; tenemos por costumbre pensar que una persona al ser albina es débil, algo que inmediatamente es derrumbado por Yeonhwa con todo el gusto del mundo (para nosotros).

Es un personaje que no muestra su verdadera cara a los demás, tiene intenciones y una historia oculta que poco a poco vamos descubriendo y que todavía hoy; generan algunas preguntas en sus seguidores.

Se nos muestra como la heroína que hace su entrada para proteger a Ayeon, el ángel que hará que los abusos se detengan pero ¿de qué manera lo logra? Con una combinación espectacular de una mente brillante y unas habilidades para reaccionar y adaptarse a los problemas que son de aplaudir.

La brillante/sádica Yeonhwa

Ella pone en marcha su plan de cómo hacer que Dahye la pase mal tan solo en pocos capítulos, no solo posee una gran inteligencia que le permite poner a la abusiva y su grupo contra las cuerdas; sino que sabe que donde hay una oportunidad hay que tomarla.

No le importa engañar, manipular, mentir o forzar si es necesario; por ello es que en muchas ocasiones más de uno repite las escenas entre ella y Dahye.

¿Hay algo mejor que una abusiva se encuentre a una verdadera sádica en su camino? Y es una auténtica sádica, esto lo evidenciamos con su “amiga”.

Estos capítulos resultan confusos a veces, pueden ser incluso demasiado para algunos; la respuesta a sí es excesivo o no es respondida pronto.

¿Qué quiere realmente Yeonhwa?

Simplemente es una joven que quiere librar al mundo de chicas abusivas; también puede ser que su amor por Ayeon es puro y sincero y no soporta el trato que le dan, aunque su “enamoramiento” del quién nos confunde en algunas escenas.

Yeonhwa nos regala algunas escenas, no de seducción, sino de acorralamiento puro que nos deja claro que no sabemos qué es lo que pasa por su cabeza, pero sí hay que acosar un poco para obtener respuestas; a ella no le va a temblar el pulso.

Así esté contra la pared.

Dahye: La bully

Dahye es una de las compañeras de Ayeon y Yeonhwa; ella es la líder del grupo que se la pasa acosando a Ayeon durante clases; y que anteriormente ha acosado a otra chica solo por el mero hecho de molestar.

Toda su vida sufre un cambio de 180 grados cuando se topa en su camino a Yeonhwa; quien comienza no solo a entorpecer su vida, sino a tenerla en la palma de su mano.

Las excusas

Dahye es un personaje que inmediatamente nos recuerda a aquellas personas que suelen hacer bullying a los demás; se hace valer de un grupo de seguidores para su protección y así ser temidos; suelen tomar a los más débil para ello y lo peor: siempre la culpa es de la víctima.

Este personaje deja ver claramente que los abusos a los que son expuestos las chicas es culpa de ellas y de nadie más; algo que también deja claro su grupo de “amigas”. Un punto que poco a poco se aclara que no es así y que el ser un abusador tiene sus consecuencias…o Karma.

La víctima

¿Qué ocurre cuando un abusivo termina siendo abusado? ¿Cuándo cae en las manos de alguien más habilidoso que él? Son preguntas que muchos suelen hacerse y aquí vemos las respuestas muy gráficamente hablando. ¿Hay un límite de lo que es el karma en este caso? Puede que sí, puede que no, eso queda a juicio de cada lector.

Y hay muchas oportunidades para decir ¡Se lo merece!

Pese a todo Dahye no es un personaje que solo existe para ser la bully; en ella hay un trasfondo que incluye a su hermana, por lo que esta relación no nos deja apartarnos de las páginas.

¿Qué pasa cuando una auténtica abusiva es descubierta por su hermana que la cree un modelo a seguir?

Sigan leyendo.

El ángel vs La bully

White Angels Have no Wings no es en su totalidad un manga romántico, esto es tan solo una excusa para poder desarrollar la historia que se tiñe más con los géneros del drama y psicológico; la guerra que se desarrolla entre Dahye y Yeonwa causa sus tensiones y por supuesto; demasiadas preguntas que esperan su respuesta.

No es un manga que se valga exclusivamente de la violencia física, Yeonhwa utiliza su intelecto para poder hacer que Dahye no pueda hacer ninguna movida; este tipo de estrategias del ángel pueden incluir a otras personas y no solamente a la bully por lo que es interesante ver cómo logra involucrar a otros personajes a sus planes para salir ilesa de las situaciones.

Lo otro que resulta curioso ver es la forma en que la bully pasa a ser víctima y a su vez cómo intenta mantener su orgullo intacto mientras trata de salir del problema en que se ha metido.

¿Hasta qué punto el abuso…?

Lo bueno del manga de White Angels Have no Wings es que presenta una historia que hace pensar a sus lectores; por lo que siempre se encontrarán atentos a su próxima actualización.

En la historia se ven una serie de abusos que puede incomodar a algunos lectores, como también maravillarlos; pero la pregunta es ¿Hasta qué punto este puede ser aplicado como una mera lección de ojo por ojo?

Los dos personajes que más impacto causan del manga definitivamente causan algunas polémicas y al mismo tiempo una constante batalla sobre qué sentir sobre ellas.

Si quieres hacer tu propio análisis; dale un vistazo a de White Angels Have no Wings  y déjate atrapar por las acciones del ángel.

No dejes de leer:

Razones por las que debes leer Yuri no japonés

Citrus: Anuncian 4 miembros nuevos del reparto

 

 

 

 

Leave a Response

María Parra
Amante del anime, cine y videojuegos; de todo lo que cuente una buena historia, en mis redes encontrarás de todo un poco, especialmente relacionado al terror