Asta es comido por una bestia del calabozo

Asta es comido por una bestia del calabozo de los Toros Negros. Así es, el humano mejor conocido por ser el único en no poseer nada de magia en un mundo en el que todos y todo se hace con magia, se encontró muerto la mañana del martes de esta semana. Todo ocurrió en la base de los Toros Negros. El muchacho en cuestión había despertado muy tranquilo en su segundo día como miembro de los Toros Negros y apenas y conocía el lugar o a sus compañeros de trabajo. Pero durante la presentación de la Base y todos sus entornos ocurrió una gran tragedia.

Lo mencionado a continuación es todo de contenido humorístico y sarcástico. Nada de lo mencionado puede ser tomado como verídico. Quizá las cosas dichas tengan sentido de verdad pero ningunas son realmente válidas. Las cosas mencionadas son de carácter humorístico y deben ser tomadas como tal

Quizá muchos no recuerden los méritos de Asta, pero aquí traemos una lista de todos los logros a los que llegó, es una lista increíble, y aunque ustedes no lo crean, logró muchas cosas, entre ellas:

Logros de Asta:

  • Intentar ligarse a una monja
  • 1000 abdominales
  • Aguantar una paliza de niño
  • Intentar ligarse a una monja 2
  • No recibir un Grimorio de 15 años
  • Aguantar otra paliza de niño grande
  • Invocar un Grimorio maldito
  • Intentar ligarse a una monja 3
  • Sobrevivir a Yami-san
  • Violar a Sekke Bronzazza con su espadota
  • Presentarse a la prueba de caballería
  • Pasar la prueba de caballería
  • Extrañar ligarse a la monja
  • Batear una bola de fuego
  • Partir una piedra con la cabeza
  • 1000 flexiones
  • Unirse a los Toros Negros
  • No morir el primer día en los Toros Negros

 

 

Y muchas, muchas cosas más… Te recordaremos por no tener nada de magia. Pero casi te tirabas a la monja. Extrañaré verte en Black Clover amiguito. Eras mi favorito pero todos sabíamos que Yuno se iba a convertir en Rey Mago y tú no. Hasta tu propio padre adoptivo lo apoyaba más que a ti.

Todo gracias a Magna. Quien fue su instructor por un día, y mientras le mostraba los escenarios que disponía el cuartel general de los Toros Negros, retó a Asta a darle la comida a una de las mascotas. Pero las cosas no salieron bien. Y la mascota no se comió la carne, se comió a Asta.

¡Te estañaremos amiguito y gracias por todo!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *