Spoilers

La historia entre los hermanos Tatsumi – Dragón y Serpiente

1.11Kviews

A pesar de que ya mencionamos al respecto sobre los hermano Tatsumi en otra ocasión. Esta vez tenemos una segunda parte y seguimos teniendo más que contar y traer a la pantalla de Shoanime. Esta vez en Juuni Taisen continuamos con el capítulo 8: “Cabeza de dragón, cola de serpiente (2da Parte)”. Que cuenta la historia del dragón y la serpiente desde un mejor punto de vista. Y nos indica cómo trabaja el equipo de gemelos de la familia Tatsumi

Recuerda que no quiero y tampoco sería mi intención hacer cualquier SPOILER con el tipo de información que voy a tratar a continuación. Por eso, es mi deber informarte que el contenido que se maneja en esta nota se refiere a los últimos capítulos de Juuni Taisen. Si los haz visto, y quieres continuar aún bajo tu propio riezgo (En caso de no haberlos vistos) Vamos a ello, comencemos:

 

La historia del dragón y la serpiente

Empezamos fuerte, estamos en un tribunal justo en este momento. Aunque la historia no comienza aquí. Pero lo usaremos como punto de referencia para poder movernos dentro de la historia sin afectar a las continuidades de los sucesos. Comencemos desde la ceremonia de evaluación del progreso de guerreros de los hermanos Tatsumi.

Esta ceremonia de evaluación busca corregir y entender el desempeño como guerreros de los hermanos Tatsumi. Puesto que, pertenecen a una de las Doce Casas zodiacales… Tienen otros privilegios y leyes. Bajo esta Ley, ellos pueden hacer crímenes con buenos propósitos y matar sin ser juzgados. Entendemos que estas Casas Zodiacales son la representación de los doce animales del zodiaco. Y así finaliza nuestra teoría de un mundo regido por otro tipo de poder.

Las Casas Zodiacales tienen y se rigen bajo leyes totalmente distintas. Por eso los hermanos Tatsumi podrían matar y asesinar bajo buenos propósitos o simplemente evitar ser juzgados como asesinos. Claro, siempre teniendo una buena cuartada, como decir que era negro; esa nunca me ha fallado.

 

Las aventuras de los hermanos Tatsumi

Desde muy pequeños han robado bancos, robado a imperios egoístas y dictadores, robado a empresas y regalado el dinero a gente pobre. Aunque esa gente pobre terminó más perjudicada por ese dinero que por otra cosa; algunos incluso murieron por dinero gratis. Pero eso no quita el mérito que han ganado los hermanos Tatsumi como una especie de ladrón noble. Algo como Robin Hood “Ladron que roba a ladrón”; un Ladrón Noble.

Pero su aventura llegó a un punto que inclinó la balanza de la justicia. Puesto que, se les juzgaba por su última actuación entre una asociación farmacéutica y sus complices. Quienes en realidad tenían un negocio de contrabando de órganos y demás. Pero hablemos detalladamente de este hecho, ya que la historia nos lo cuenta.

Todo empezó por que una compañía farmacéutica que se residenciaba al lado de una de los lugares más pobres y con más niños huérfanos y sin comida los utilizaba para sus planes malignos. Y a parte de esta compañía, había una que se hacía como su complice y se encargaba de encontrar a los niños que fuerna perfectos para servir como conejillo de indias para una droga que se estaba desarrollando. Pero a cambio pedían un dinero por el trabajo y por el silencio, cosa que no les gustaba; pues era chantaje.

La compañía farmacéutica contrata al mayor de los Tatsumi para ayudarlos a cerrar el negocio de una vez por todas, mientras que la otra compañía decide hacerse con los servicios de l menor de los Tatsumi para respaldar su último trámite de negocios y asegurarse de seguir recibiendo pasta por su silencio. Pero la cosa no iba a salir tan bien.

 

Las negociaciones entre los hermanos Tatsumi

 

Un hermano siempre pelea por lo que le dan al otro. Durante las negociaciones se tuvo que llamar a ambos; puesto que las dos compañías querían acabar, literalmente, con su cómplice. Y esto hace que ambos se den cuenta de que contrataron a unos gemelos para realizar el trabajo.

La cosa sale mal cuando el menor de los Tatsumi se encarga de encender en fuego a la compañía que contrató a su hermano. Y de la misma, el mayor de los Tatsumi congelando a la compañía que contrató a su hermano.

Aunque ambos líderes de las empresas a las que intentaban acabar logran escapar y refugiarse en la oficina de la central farmacéutica. Y ahí además se encontraba una bóveda con mucho dinero… Que atraía mucho a la codicia de ambos hermanos.

Los dos jefes de empresas terminan acorralados frente a la bóveda; cuando el dueño decide abrirla para caer dentro de ella acorralados intentando ofrecerle dinero a los hermanos Tatsumi. Pero como dice él. “La casa se lo lleva todo”. Y ahí es cuando escucharemos un grito, que simbolizará una persona muriendo quemada; o congelada, es igual de doloroso supongo.

Los hermanos Tatsumi logran escapar sin muchos problemas; en un vehículo para luego repartir el dinero a cualquier pobrechón. Aunque los pobres que se encontraban en el hospital lograron escapar; podían ver como se quedaban en llamas todas sus esperanzas. Entre ellas estaba la de un niño que bajo efectos de la droga creada ahí quedó ciego temporalmente.

 

Un acto de bondad en la historia del dragón y la serpiente

Aunque robaron muchísimo dinero de esa bóveda; el dinero no iba realmente para ellos. No he visto que se queden con la mayoría de la ganancia. Casi siempre terminan provocando más desastre en su intento para regalarla a los pobres; son codiciosos, sólo les interesa buscar más dinero sin un propósito.

Lograron encontrar a uno de los afectados por la droga de la compañía farmacéutica. Un niño y su hermano estaban muy mal; puesto que uno fue suministrado y cayó bajo efectos que lo obligaron a perder su vista de manera temporal. Aunque necesitaba seguramente de un tratamiento costoso para poder recuperar la. No fue problema realmente porque los hermanos Tatsumi lograron darles el dinero de una manera peculiar, pero efectiva.

Aunque la felicidad no duró mucho. Ambos hermanos fueron contratados nuevamente para una tarea que involucraba a otro hospital y a inocentes. Esta vez la misión era acabar con los testigos de la droga farmacéutica. A cambio de mucho, mucho dinero y ellos aceptaron sin ningún problema. Aunque los testigos también involucraban al niño ciego que acababa de recuperar la vista gracias al tratamiento.

 

Un último acto

 

Los hermanos nuevamente se pusieron en marcha para actuar. Todo esto estaba siendo evaluado por los jueces de la ceremonia. Donde interecedía un Fiscal acusador quien asumía que los actos de los hermanos Tatsumi no eran morales. Pero esto ofendió al hermano mayor. Quien mencionó que no es un mundo donde se pueda hablar de moral; y la verdad, me conmovió hasta a mí.

El último acto fue incendiar el hospital por completo y acabar con todos los testigos. Cosa que funcionó a la perfección. Pero logró escapar el mismo niño que había perdido la vista y ahora la había recuperado. Aunque su hermano no corrió con la misma suerte y acabó pereciendo en el derrumbe de la estructura del hospital.

En un momento dado, este hermano que cayó muerto debido al fuego… Es rezado por su hermano. Quien fue hasta el cementerio para ponerle una rosa a su tumba. Aunque este mismo se encontró nuevamente a los hermanos Tatsumi quienes sólo iban de paso. Y sería su última vista. Pues luego de una charla emotiva sobre el significado de rezar, la vida después de la muerte y la religión… Algo no quedó muy claro, pero no vimos más al niño después de eso.

Los hermanos Tatsumi son tomados como unos guerreros nobles. Puesto que sus actividades cumplen bajo las leyes de las Casas Zodiacales. Y aunque trabajen como sicarios robando, matando gente y para sus propios fines… Aún así son amparados por estas leyes que se utilizan para luego regir la Juuni Taisen.

 

Todo esto y más en el próximo capítulo: “Quien intenta cazar dos liebres, se queda con ninguna”.

 

Otras notas relacionadas:

Inician las apuestas, escoge a tu favorito

Leave a Response

Diego Andrés
Adicto a la escritura, el anime y la programación